COVID persistente: más de 200 síntomas posibles que se extienden durante más de siete meses

In Salud

Los pacientes de COVID persistente, conocido también en inglés por long COVID, sufren durante su enfermedad de 25 a 55 síntomas diferentes, de un abanico de 203 síntomas posibles en total, que afectan a diez sistemas orgánicos. En el 91 % de los casos el tiempo de recuperación alcanza los ocho meses, según un nuevo estudio publicado en EClinicalMedicine de The Lancet por el grupo internacional Patient-Led Research Collaborative for Long COVID.

Publicado: 21 de julio de 2020 | 19: 14 p. m.

La fatiga, el malestar después hacer esfuerzos o la disfunción cognitiva son los síntomas más frecuentes a partir del sexto mes, según el artículo firmado por Athena Akrami, neurocientífica en el londinense Sainsbury Wellcome Centre de University College London (UCL) y otros. Antes, recogen también problemas respiratorios, gastrointestinales, menstruales, dermatológicos, de la visión e inmunológicos, que implican, incluso, la aparición de alucinaciones o nuevas alergias.

Esta reciente investigación de la enfermedad, con dificultades para el diagnóstico, se basa en las respuestas de 3.762 pacientes con confirmación o sospecha de infección por coronavirus y síntomas que perduraron durante más de 28 días.

Más de 200 síntomas posibles

El estudio confirma que los síntomas musculoesqueléticos, cardiovasculares, gastrointestinales, pulmonares y neuropsiquiátricos han sido prevalentes en más del 85 % de los casos, con diferentes momentos de aparición. De este modo, la probabilidad de que aparezcan puede mantenerse estable (como en el caso del estreñimiento), disminuir ligeramente (como el malestar y la fatiga) o aumentar en los últimos meses (como con los pitidos y ruidos en los oídos conocidos como tinnitus, la pérdida de audición, los espasmos musculares y los temblores).

Pero su investigación se ha centrado especialmente en los síntomas que han categorizado como “neuropsiquiátricos” que engloban la disfunción cognitiva, las pérdidas de memoria o los problemas sensoriales y motores. Según la publicación, el 85 % de los encuestados declararon haber experimentado niebla cerebral y disfunción cognitiva, incluyendo problemas para prestar atención, ejecutar tareas, resolver problemas o tomar decisiones. Asimismo, el 72 % de los pacientes sufrieron pérdidas de memoria a corto o largo plazo, pese a que las resonancias magnéticas cerebrales no mostraron anomalías en la mayoría de los casos.

Entre otros, se han declarado también problemas de habla y lenguaje (48 %), dolores de cabeza (77 %), dificultades para dormir (79 %), afectación en el estado de ánimo (88 %) y en el gusto y olfato (57 %), así como, incluso, alucinaciones (23 %). La mayoría de los pacientes han sufrido de manera continuada los síntomas, sin interrupciones.

Una enfermedad inhabilitante

La fatiga y la disfunción cognitiva -comunes a todos los grupos de edad- junto a los problemas respiratorios son los síntomas que han impacto de forma más importante en la vida de los pacientes encuestados. Así, el 45 % han necesitado un horario de trabajo reducido en comparación con el que tenían antes de la enfermedad, y el 22 % no trabajaban en el momento de la encuesta debido a la enfermedad.

Además, el 86 % de los participantes experimentaron recaídas, desencadenadas principalmente por el ejercicio, la actividad física o mental y el estrés. En cualquier caso, si atendemos a la gravedad, los síntomas “graves” y “muy graves” alcanzan su máximo durante los 28 días en los que puede extenderse la infección aguda, mientras que los síntomas “moderados” y “leves” comienzan a aumentar gradualmente a partir de entonces.

“Dada la heterogeneidad de la COVID persistente, será necesaria una investigación multidisciplinar para comprender la fisiopatología de la enfermedad y desarrollar tratamientos eficaces”, ha señalado el grupo investigador en su artículo, en el que defiende “la importancia de frenar la propagación de la COVID-19 mediante medidas de salud pública validadas y la vacunación”, y destaca “la necesidad de una sólida red de seguridad que incluya bajas por enfermedad, permisos familiares, prestaciones por discapacidad y protecciones y flexibilidades en el lugar de trabajo”.

Fuente: rtve

You may also read!

Arqueólogos en Israel desentierran el único campamento de cruzados conocido hasta hoy

Cruzados acamparon en la zona de Séforis, en la antigua Galilea, antes de la decisiva batalla de Hattin de

Read More...

San Marcos: nuevo examen de admisión será en 4 fechas entre noviembre y diciembre

 La Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) anunció que desarrollará un nuevo examen de admisión presencial en cuatro

Read More...

Ejecutivo presentará demanda de inconstitucionalidad contra cuestión de confianza

El Poder Ejecutivo presentará ante el Tribunal Constitucional una demanda de inconstitucionalidad contra las modificaciones a la cuestión de

Read More...

Mobile Sliding Menu