22 barreras dinámicas de Lurigancho-Chosica son descolmatadas y reparadas

Trabajo se inició en seis quebradas, se registra un avance aproximado de 33%.

Foto: ANA

Lima, 26 de enero de 2018.- La Autoridad Nacional del Agua (ANA), adscrita al Ministerio de Agricultura y Riego realiza la descolmatación y mantenimiento de las 22 barreras dinámicas instaladas en nueve quebradas del distrito de Lurigancho-Chosica, que resultaron afectadas por efecto de los huaicos ocurridos durante el fenómeno de El Niño costero, acontecido el año pasado.

El mantenimiento de las barreras dinámicas; gigantescas mallas de acero con recubrimiento galvanizado de alta resistencia y durabilidad, se desarrolla a través de la Unidad Ejecutora N° 2 ‘Modernización de la Gestión de los Recursos Hídricos’ de la ANA.

Los trabajos en ejecución de las quebradas Santiago de Pedregal, Mariscal Castilla, Rayos del Sol, Quirio, Santo Domingo y La Ronda, muestran un avance del 33%, y consta en el reforzamiento de las mallas y la construcción de diques, con el propósito de evitar que las rocas sean arrastradas junto con el lodo, en caso de un posible huaico. En febrero culminaría el mantenimiento de las primeras siete mallas.

La limpieza de las barreras dinámicas, ubicadas en las quebradas Carossio, Huampani y La Libertad, se iniciará la próxima semana. Actualmente se desarrolla el reconocimiento de campo, la verificación de los accesos para el ingreso y salida de la maquinaria pesada, debido a la complejidad de la geografía en la zona, la definición de las vías por donde se retirarán las rocas contenidas por las mallas y la coordinación con los dirigentes vecinales.

Es una ardua labor, que considera además, la reposición los grilletes, sujetadores, pernos, aros y otros componentes de las barreras dinámicas, que fueron robados por delincuentes, el monto asciende a 630 mil soles.

De esta manera se beneficiará a centenares de familias de los asentamientos humanos Nicolás de Piérola, Chosica, Mariscal Castilla, Corrales, entre otros, las cuales se encuentran en situación vulnerable al haber ocupado con sus viviendas las zonas altas, donde nacen precisamente las quebradas.

Fuente: ANA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *