Si se aprueba la vacancia de PPK, los vicepresidentes renunciarán

DÍa ‘D’ en el Congreso. En un mensaje al país, el presidente PPK indicó que Aráoz y Vizcarra, quien llegó de madrugada al país, no quieren ser parte de un gobierno que nazca de una maniobra antidemocrática. Insistió en que estamos ante un golpe disfrazado y pidió a la ciudadanía su confianza y respaldo para culminar su mandato.

A escasas horas de su presentación ante el Pleno del Congreso que debatirá hoy la moción que solicita su vacancia por incapacidad moral permanente, el presidente Pedro Pablo Kuczynski aseguró que jamás cometió un acto de corrupción y defenderá su capacidad moral para seguir sirviendo al país hasta el final de su mandato, respetando el equilibrio de poderes y las instituciones democráticas.

En un nuevo mensaje a la nación, dijo que se trata de una convicción que comparte con sus vicepresidentes Martín Vizcarra y Mercedes Aráoz, dando a entender que ninguno se quedaría en sus cargos si él es vacado.

“Se trata de una convicción que mis dos vicepresidentes comparten porque ninguno de los dos quiere ser parte de un gobierno que nazca de una maniobra injusta y antidemocrática”, sostuvo. Ambos funcionarios estaban a su lado.

El jefe del Estado insistió en que “estamos ante un golpe bajo el disfraz de interpretaciones legales supuestamente legítimas”, pero las intenciones de sus “opositores quedan desenmascaradas por su comportamiento apresurado y abusivo que ha llevado al país a una crisis política que no corresponde a la realidad”.

Antes, reconoció que ha cometido errores al no haber sido suficientemente cuidadoso y prolijo en el orden y registro de sus actividades y que no supo comunicar por qué Westfield, su empresa, dio servicios a Odebrecht sin que él participara en esas actividades.

Pero jamás, dijo, ha sido deshonesto y mucho menos cometido un acto de corrupción en toda su vida.

Señaló también que otro error fue esperar algo distinto de sus opositores. “Muchos me aconsejaron que a la primera censura del ministro Saavedra, respondiera con una cuestión de confianza. No los escuché y asumo mi responsabilidad. Decidí optar por el diálogo, no por la confrontación. Hoy, sin embargo, todos estamos viendo las consecuencias de esa decisión”, lamentó PPK.

“La Constitución y la democracia están bajo ataque”, dijo.

Afirmó que el país no quiere regresar a la dominación de un solo grupo y, por tanto, exige respeto a la decisión popular que dispuso un equilibrio de poderes. Finalmente, pidió el respaldo y la confianza de la ciudadanía para recuperar el dinamismo económico que el país perdió hace más de tres años.

Fuente: La República.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *