Invasiones retrasan la construcción de Vía de Evitamiento de Chimbote

Obra supone una inversión de US$ 148 millones

“Río Santa” y “El Mirador”/Foto: Andina

Chimbote, 16 de octubre de 2017. Dos invasiones situadas en el distrito de Nuevo Chimbote, dificultan el inicio de los trabajos de la Vía de Evitamiento de Chimbote, obra que financiará el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), advirtió hoy el teniente alcalde de la provincia del Santa, Julio Cortez Rojas.

Se tratan de los pueblos “Río Santa” y “El Mirador”, que se ubican por donde se ha trazado, pasará la vía nacional, en donde se planea hacer una inversión de 148 millones de dólares.

“Los terrenos que ya están determinados para la Vía de Evitamiento, sean desocupados, no hay otra forma. Esto va a retrasar el proyecto por varios años más”, afirmó Cortez.

La autoridad municipal refirió que han sostenido conversaciones con los dirigentes de estos pueblos y les han planteado la propuesta de reubicación en los terrenos vacíos de las 308 hectáreas del Proyecto Especial Chinecas, que fueron invadidas durante la gestión del exgobernador regional César Álvarez y que se encuentran a un paso de la formalización.

Sostuvo que producto de esas conversaciones, muchos de los pobladores han accedido a abandonar esos predios invadidos. No obstante, invocó a la reflexión a aquellos que se resisten a hacerlo.

“Este proyecto (la vía de evitamiento) es para todo Chimbote y no solamente para Chimbote, es una vía nacional, por lo tanto, se ha pedido que sean abandonadas y ellos se han comprometido a hacerlo, ha sido una conversación y en buen término”, aseveró.

“Dentro de las 308 hectáreas hay muchas personas que tienen terrenos en ambas invasiones, van a tener que ser retirados de los padrones y quienes tengan necesidad de vivienda, deberán ser reubicados en los lotes que están vacíos”, explicó.

Diálogo con invasores

En otro momento consideró importante la reunión que sostuvieron las autoridades de la comuna provincial con los dirigentes de los pueblos que invadieron las 217 hectáreas de Chinecas, donde se les planteó la propuesta de reubicación.

Julio Cortez remarcó que la comuna provincial no tiene facultad de ordenar el desalojo de estas tierras, ya que están bajo la administración del Gobierno Regional de Áncash.

“La municipalidad no puede actuar porque no son nuestras atribuciones, no son terrenos de nuestra competencia”, subrayó.

En otro momento, Corte lamentó que algunos funcionarios de la Municipalidad Distrital de Nuevo Chimbote hayan “incentivado” a los pobladores a tomar medidas violentas en contra del desalojo como tomar las carreteras, tal y como lo demostró un audio difundido en medios locales.

“Me parece muy mal que funcionarios estén incentivando a quebrar las leyes, incluso a tomar las calles, eso está muy mal, deben retractarse o en todo caso asumir las responsabilidades penales que les competen”, concluyó.

Como se recuerda, existe un documento de la Superintendencia de Bienes Nacionales (SBN) en el que se recomienda al Gobierno Regional de Áncash adopte las acciones del caso a fin de recuperar las 217 hectáreas de Chinecas que han sido invadidas.

Fuente: Andina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *