La policía busca a ex alcalde Burgos Horna para que cumpla condena

Sentencia. Sala de Apelaciones confirmó condena de 16 años de prisión contra ex burgomaestre de SJL.

¿Dónde está el ex alcalde de San Juan de Lurigancho, Carlos Burgos Horna? La Policía Nacional recibió ayer una orden del Poder Judicial para buscarlo y capturarlo a fin de que empiece a cumplir una condena de 16 años por delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de activos.

La Sala Penal de Apelaciones “A” del subsistema anticorrupción concluyó que Burgos Horna se enriqueció ilícitamente durante el tiempo en que se desempeñó como alcalde de San Juan de Lurigancho y que, posteriormente, lavó el dinero en la compra de terrenos, casas y vehículos. Todo esto entre los años del 2007 al 2013.

El enriquecimiento ilícito alcanzó los 8.445.210,01 de soles, según un peritaje contable realizado a pedido del fiscal supraprovincial Walter Delgado Tovar, como se estableció en la sentencia dictada en marzo último.

Burgos Horna se encuentra en libertad, pues la nueva norma procesal establece que la pena recién se empieza a cumplir cuando es confirmada por una Sala de Apelaciones.

La pena es de ocho años por enriquecimiento ilícito, más ocho años por lavado de activos, en total 16 años de prisión.

Junto a Burgos Horna fueron condenados el ex teniente alcalde de San Juan de Lurigancho David Nestares Silva y la ex asesora municipal Jessica Oviedo Alcázar.

Incautan 21 bienes

El tribunal superior impuso además a los inculpados el pago de una reparación civil de 10 millones de soles, en forma solidaria, y la incautación de 21 casas, terrenos y automóviles.

Entre los bienes incautados está el colegio Saint John’s, en la avenida Canto Bello 263, en San Juan de Lurigancho, administrado por la empresa Grupo Jezzi SAC. También una casa de playa en Totoritas, al sur de Lima, construida sobre dos lotes que Carlos Burgos adquirió con un supuesto préstamo de 110 mil dólares de una de sus empresas.

Ya tiene orden de captura

La resolución dictada por los jueces de la Sala Penal de Apelaciones, Ramiro Salinas Siccha, Juan Riquelme Guillermo Piscoya y Óscar Burga Zamora es en la práctica inapelable.

Sin embargo, la defensa puede tentar que la Corte Suprema revise el veredicto vía recurso de casación, aunque es poco probable que sea acogido.

En tanto, la sentencia ahora se cumple y se procederá a la búsqueda y captura de Carlos Horna y la incautación de todos sus bienes.

Fuente: La República.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *